DIOS

Silencio en medio de la fría y oscura noche,

Se escuchan las gotas cayendo al suelo desde los desagües de los tejados

-acaba de llover-,

Y las pisadas de un gato que camina sobre el tejado,

Marte brilla al lado de la luna,

Y las nubes se apresuran a taparlos,

Pero ni la luna ni Marte existen,

Y mucho menos las nubes.

Solo existe el silencio,

El silencio que deja el gato al alejarse por los tejados.

La última gota del último desagüe acaba de caer,

Ya es la hora de las brujas.

Se cae el velo que tiñe el cielo con bloques de edificios y de oficinas

Y los lagartos caen a los calderos,

Las nubes vuelven a destapar la luna y Marte

Y el gato vuelve,

Su mirada brilla en la oscuridad.

Camina por la repisa de un sexto piso,

Pone la pata trasera donde antes puso la delantera, nunca da un paso en falso.

Me mira, una carretera nos separa,

Pero es de las pocas cosas que nos separan.

¿Has visto a un gato con vértigo?

Pero los hombres inventamos nuestros miedos,

Nos falta algo,

Algo que ellos conocen.

Mira como juega ese gato con el silencio,

Él es su dueño,

El lo aleja, lo trae y lo aplasta con sus patitas,

Ese gato es dios,

Tiene al universo a sus pies.