EL MUNDO ES MANCO

Mi risa esconde mi llanto,
mi felicidad esconde mi tristeza,
lo que ves, no es lo que es;
muestro una sonrisa y una buena cara para no dañar ni perturbar a los que están a mi alrededor,
pero realmente rio sin ganas,
no hay nada detrás de eso:
el vacío existencial habita en mi corazón.
Y si todos los seres abrieran los ojos,
sus corazones también se cerrarían,
y el mundo se abriría;
pero el mundo es ciego,
es ciego, sordo y mudo.
Se creen lo que ven en las noticias,
y lo que no ven no existe,
no se lo plantean, no lo cuestionan.
El mundo ha puesto una venda en los ojos de cada ser humano,
y ellos no se la quitan:
el mundo es manco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *