SOY

Por ser yo un incomprendido, al nacer en este siglo,
escribo esta letra en vano, que se pierda en el olvido:
No tengo patria ni dueño y no me gustan las normas,
soy patrón y marinero y el que se cae por la borda;
soy el que borda en el borde, soy el torpe y el ansioso,
ese niño caprichoso que se pierde en el desorden;
ese brillo de mis ojos, el latir de mis pestañas,
soy el chico deprimido con el fuego en la mirada.
Soy un alma reencarnada, un hereje, una bruja quemada; una estocada de hielo, un respiro profundo, un disparo; una vela apagada, un animal herido, un veneno, un anzuelo, una red; una tela de araña, resistente y frágil; un diamante, el trozo de un mapa, un mausoleo deshabitado, un cofre cerrado, una llave en el fondo del mar; un hueco vacío, la casa de los cangrejos, el alma de las flores, el canto de las golondrinas; el explotar de las estrellas, el rumor de la marea, la sangre de los guerreros y el óxido en las espadas.
Puedo ser todo y soy nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *