DE PASEO

Camino por la ciudad entre caras tristes y agrias.
Me cruzo con psicópatas y asesinos en potencia,
futuros suicidas y enfermos de páncreas:
caras y más caras, gente que quiere llorar o que ha llorado hace poco.
Pretenden contagiarme,
pretenden que llore yo también.
Pero yo no lloro.
¿Lloras tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *