FUEGO

Un hombre siempre está haciendo sacrificios, la vida es sacrificio en sí.

Levantarse de la cama puede ser un sacrificio,

Algunos hombres llevan dentro su infierno.

Un fuego quema dentro de sus pechos y eso es algo con lo que tienen que vivir.

La hoguera se apaga a veces, pero quedan las brasas,

Y al menor viento vuelve a prender, a la menor brisa.

Los hombres a veces son fuego,

Porque dentro está su infierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *