SOMOS HEREJES Y BRUJAS

Somos los herejes y las brujas quemados en las hogueras de la edad media. Estamos hartos del mundo, no nos quedan muchas vidas por vivir, el sol ha salido ya demasiadas veces para nosotros, hemos visto la tierra arder y muchas especies extinguirse. Borramos nuestras memorias y las reiniciamos en cada vida, pero tenemos atisbos de las anteriores: el bucle infinito del tiempo, el humo de la hoguera con olor a bruja. El día del juicio final se acerca, estamos naciendo así, el aire huele raro para nosotros y nos sentimos desubicados. No tenemos Dios, patria ni religión, no acatamos normas ni toleramos injusticias, nuestras almas no nos lo permiten, están oprimiendo nuestra piel, quieren salir del cuerpo. Nos estamos ubicando, nuestra visión ha cambiado y nuestros cuerpos vibran cuando sale la luna. Las estrellas brillan más fuerte cuando las miramos y cambian sus posiciones: el cielo baila para nosotros, nosotros bailamos para los cielos. Nacimos solitarios, desconfiados, perdidos, enfadados por nacer; pero nos estamos encontrando, estamos empezando a comprender. El elegido se elige él mismo cuando despierta, cuando no puede soportar más la ficción. Cuando te das cuenta de que estás soñando empiezas a dirigir tú el sueño y nada malo puede pasar, puedes despertarte y la vida empieza a ser magia. Estamos dirigiendo el sueño todavía, nuestras mentes tienen miedo a despertar, nos han programado así. No es culpa nuestra, pero es nuestro deber cambiarlo, es nuestro deber abrir los ojos y dejar de soñar. Si hay algo importante es eso, si existe una lucha digna es la nuestra, si por algo hemos de morir será por la libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *