QUÉ RELATIVA ES LA BELLEZA

Yo sabía que era fea, pero a mí me gustaba, 

Era fea para todos y guapa para mí,

¿Qué más podía pedir?

Tenía algo, algo que no tenían todas aquellas muñecas rubias sin alma,

Aquellas tías de caras lisas y ojos brillantes,

Aquellos cachos de carne vacíos, con labios y pestañas pintadas

Y largos vestidos y zapatos de tacón a juego con el bolso,

No había nada debajo de aquella piel y de todo aquel maquillaje, nada.

Todas eran iguales, todas competían,

Pero ella no, ella competía contra sí misma,

Ella era mejor que ayer,

Y mucho mejor que hacía tres días,

Y muchísimo mejor que hacía tres meses,

Y mañana sería todavía mejor,

Y yo la vería un poco más guapa.

Ella tenía fuerza,

Tenía algo que no tenían las demás,

Era tímida y discreta, pero era más fuerte que todas aquellas muñecas juntas,

Era más mujer,

Vibraba más alto,

Pisaba más fuerte,

En su mirada se escondían algunos de los secretos de la humanidad.

Ella era más fea por fuera, pero era hermosa por dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *